La ansiedad anticipatoria, cociste en un proceso a través del cuál comenzamos a imaginar lo peor que pudiera suceder ante determinada situación que enfrentamos o que estamos por enfrentar.

Esto puede generar un sin fin de problemas de orden psicológico, social y emocional.  Recordemos que el miedo genera un estado de alerta mental y emocional y a su vez genera más miedo.

Por ello, en este artículo trabajaremos lo que puedes hacer para manejar la ansiedad y regular tus mecanismos de defensas ante ciertos eventos.

¿Qué es la ansiedad anticipatoria?

Como su nombre lo indica, es un tipo de miedo o ansiedad que se presenta antes de que se presente un determinado evento. En este sentido, se puede definir como el miedo que experimenta una persona antes una situación futura.

La emoción predominante en este tipo de ansiedad es el miedo. Ya que es este el que domina los pensamientos y controla las emociones.

Un ejemplo clave para comprender esto sería el siguiente. Cuando una persona debe presentar una ponencia o emitir su opinión ante un determinado número de personas.

Sin importar si es un gran o pequeños grupo de personas; quién experimenta este miedo siente angustia, sudoración, se le olvida lo que va a decir y por ende su temor aumenta.

ansiedad anticipatoria

Todo esto ocurre solamente con pensar en el evento futuro. Este pensamiento genera un trastorno de ansiedad anticipatoria, denominada también estrés anticipativo.

Causas del estrés anticipatorio

  1. El miedo a que los temores se vuelvan realidad.
  2. Problemas de autoestima.
  3. Inseguridades personales
  4. Experiencias previas traumáticas.
  5. Depresión
  6. Hipersensibilidad emocional

    Síntomas del estrés o la angustia anticipativa

    La gran mayoría de los miedos y enfermedades, tienen síntomas que los preceden y que en muchas ocasiones los pasamos por alto ya que no son severos. O porque no nos impiden desempeñarnos en nuestro diario vivir.

    Sin embargo, si le prestamos un poco de atención a estos síntomas podemos evitar ciertas situaciones desagradables o tomar las medidas pertinentes para evitar que los acontecimientos indeseados sucedan.

    1. Fatiga.
    2. Taquicardia.
    3. Sudoración excesiva e inesperada.
    4. Manos temblorosas, debido a que se disparan los niveles de glucosa y adrenalina .
    5. Dificultad para hablar y expresarse con claridad
    6. Dolores estomacales
    7. Dificultad para concentrarse.
    8. Pensamientos repetitivos y negativos sobre la situación que le altera.
    9. Pensamientos fatalistas
    10. Mareos
    11. Dolor de cabeza

    Estos, solo por nombrar algunos. Los mismos pueden variar de persona a persona.

    Profecía autocumplida

    Suele suceder con mucha frecuencia que las personas con este tipo de ansiedad se expresan de la siguiente manera. ¡ Viste yo sabía que esto iba a pasar! ¡ Sabía que no podría ser capaz de hacerlo! ¡ No puedo! ¡ Me van a negar el puesto de trabajo porque no soy lo suficientemente bueno! ¡ Todo lo malo siempre me pasa a mi!

    No quiere decir que siempre le sucedan cosas malas a esas personas. Lo que sucede, es que ya está predispuesto y por ende atrae lo negativo generando un ambiente previo al evento casi catastrófico.

    Por lo general, estos pensamientos negativos y fundados en el miedo se han instaurado en la mente de la persona y es tanto el temor que no puede llevar una vida social tranquila.

    Los pensamientos negativos hacen que se modele la conducta y contribuye en empeorar dicha ansiedad.

    Dicho de otra manera, la persona  se predispone al evento futuro  y ante el evento verdaderamente  actúa caóticamente.

    Tratamiento para la ansiedad anticipatoria

    El tratamiento que se aplica en este tipo de casos debe ser suministrado por un especialista. Nunca se debe automedicar ningún paciente ya que, las consecuencias pueden ser incluso peores de las que ya presenta.

    Es importante que el tratamiento sea recomendado por un psiquiatra ya que, el es el encargado de hacer el diagnostico e indicar si el paciente debe ser medicado o no.

    El tratamiento y la manera de abordar dicha ansiedad dependerá básicamente de la opinión que emite el médico tratante.

    Cabe resaltar, que la ansiedad anticipativa puede ser leve o severa. Por ello, es importante que se de este diagnóstico de parte de un especialista.

    También te podría interesar:

    Claves para disminuir la ansiedad anticipatoria

    1. Usa pensamientos positivos

    Cuanto mas dispuesto estés en cambiar tus pensamientos, mas rápido puedes cambiar los esquemas mentales.

    Esto te ayudará en la manera en la que piensas sobre el miedo y como enfrentarlos. Recuerda que pensar en positivo te motiva y genera cambios de conductas trascendentales para tu vida.

    2. Pon freno a los pensamientos negativos

    Resulta fundamental realizarnos un auto-análisis sobre las experiencias que tenemos antes de la situación que nos genera miedo.

    Para ello, lo primordial es dejar de pensar en la tragedia. Deja de sentirte culpable y de esta manera dejarás atrás los pensamientos negativos.

    Cuando nos hacemos conscientes sobre nuestros propios pensamientos, podemos cambiarlos o modificarlos por pensamientos positivos y auto-motivantes.

    3. Céntrate en vivir en el presente

    Vivir el momento presente, es una de las claves fundamentales para poder contrarrestar la ansiedad. En cuanto a ¿cómo hacerlo y que estrategias emplear? es recomendable usar técnicas de relajación, pensamiento sostenido, respiración profunda, diafragmática y aplicar el mindfulness.

    4. Ejercita cuerpo y mente

    La mejor forma para mejorar los episodios de ansiedad es ejercitando el cuerpo y la mente. Esto permite reducir los niveles de hormonas del estrés presentes en el organismo y libera endorfina, serotonina y dopamina.

    Al ser liberadas, motivan a repetir las conductas que generan placer. También, aumentan el autoestima y sobre todo la liberación de ellas en el cuerpo permiten inhibir la sensación de dolor, estrés y miedo.

    5. Procura experimentar situaciones que te atemoricen

    Cuando es el mismo individuo quién decide superar el miedo y la ansiedad; exponiéndose él mismo a la situación que le desencadena los miedos estos tienden a desaparecer más fácil.

    Exponerte ante la situación que genera la ansiedad anticipatoria de manera repetitiva puede generar diferentes episodios.

    En primera instancia miedo y frustración. Pero, con la exposición continua, gradual y adecuada esta tiende a disminuir; incluso puede desaparecer

    6. Aprende a Meditar

    Utilizar la meditación se ha convertido en uno de los métodos mas usados para reducir los niveles de estrés anticipatorios. Pero, para ello, se requiere de práctica.

    La implementación de la meditación reduce los niveles de cortisona en el cuerpo. Mejora la respiración y permite aplicar estrategias para calmar tanto el cuerpo como la mente.

    Además de ello, se reduce la presión arterial y la aceleración del ritmo cardíaco. Síntoma que se hace presente ante la ansiedad anticipatoria.

    7. Reduce los niveles de estrés

    La primera manera de reconocer que tienes altos niveles de estrés, es reconocer que ellos se hacen presente en tu vida y que alteran tu manera de vivir y de llevar las cosas.

    Por ello, cuando reconocemos que el estrés nos hace daño podemos podemos generar cambios de conducta.

    Por ejemplo practicar algún deporte, alejarte de personas o situaciones que te generen estrés y hacer práctica de situaciones que contribuyan a calmarte.

    ansiedad anticipada

    El uso de la terapia conductual como tratamiento de la ansiedad anticipatoria

    Las terapias cognitivas conductuales, suelen aplicarse por los especialistas en psicoterapia. Estos son los encargados de evaluar al paciente que presenta la ansiedad anticipatoria y fijan las cantidad de sesiones y las terapias a realizar.

    Por lo general, las terapias conductuales para tratar la ansiedad o en estrés anticipatorio, suelen estar acompañadas de estrategias para que el paciente identifique los pensamientos negativos y las conductas que desencadenan el miedo.

    La terapia es una herramienta altamente eficaz para tratar la ansiedad. Esto se debe a que permite que el paciente aprenda a manejar las situaciones que le generan estrés anticipativo.

    En este sentido, las terapias buscan moldear las conductas y cambiar los patrones preestablecidos por el individuo.

    « Para vencer la ansiedad, el miedo al futuro, a lo incierto, como dijo un sabio hay que entregarse incondicionalmente a lo inevitable»

    Walter Riso

    Categorías: Mente-Emociones

    0 comentarios

    Deja un comentario