Sin duda alguna, Los hermanos pueden ser una de las personas con quienes lleguemos a pelear, discutir y tener diferencia. Pero, la mayoría de las veces estás serán por cosas absurdas y sin importancia.

Sin embargo, lo que no se debe poner en tela de juicio es el amor y el regalo tan maravilloso con el cuál la vida te premia. Además, del lazo de fraternidad inquebrantable que existirá entre ellos.

Estos son y serán seres de luz que te complementarán, motivarán y te acompañarán a lo largo de tu vida. Personas que de una u otra manera comparten alegrías, temores, éxitos y un sin fin de aventuras.

El vínculo entre hermanos es único y permite que dentro de ellos exista empatía, amor genuino, equidad y un sin fin de sentimientos, emociones y eventos que solo vivirás al tener uno o varios.

Estas líneas, son dedicadas a todos los que tiene  un hermano, una  hermana o varios hermanos. A todos los que han aprendido de ellos, porque más que hermano son amigos, almas gemelas, confidentes y sobre todo modelos a seguir.

Mi hermana mi mejor amiga

Siempre estaré agradecida con la vida, por darme desde hace más de 25 años a mi hermanita. Gracias a ti por ser mi mejor amiga, por encontrarte en un lugar muy especial en mi corazón.

Siempre contaré contigo, así como puedes contar conmigo. La vida me premió con la mejor persona de este mundo; mi hermana de ella aprendí el valor de la vida, a ser agradecida, a confiar en las personas y AMAR SIN LIMITACIONES.

Sé que todos los que tienen un hermano, tendrán de por vida un compañero ideal.

¿Pero que podemos aprender cuando crecemos junto a nuestros hermanos? Aquí descubriremos los mejores aprendizajes que nos pueden dejar para la vida y como contribuyen a formar nuestro carácter.

¿Qué aprendemos de los hermanos?

De un hermano se pueden aprender tantas lecciones de vida como te puedas imaginar. Estos no solo te llena de amor, sino que te llenan de un cumulo de pensamientos e ideas tan valiosas que solo el que los tiene  sabe todo lo que se puede aprender de ellos.

1-.Se aprende la cooperación

Esta es una de las cosas que se aprende cuando se crece con un hermano, debido a que se trabaja en equipo para lograr ciertas tareas o acciones.

La cooperación y el trabajo en equipo son muy importantes para cualquier persona, ya que vivimos en sociedad con otros y permanentemente requerimos interactuar. Por ende, quienes desarrollan esta habilidad tienen altas probabilidades de triunfo.

2-.A ser tolerantes

Cuando estamos en contacto permanente con ellos de una u otra manera aprendemos a tolerar ciertas conductas o pensamientos del otro.

Además, con el pasar del tiempo, los niños van aprendiendo a ser tolerantes y a manejar sus propias emociones; debido a que se respetan y se aceptan con la individualidad de cada uno.

Ya cuando comienzan a ir madurando, se entiende que aunque lleven lazos sanguíneos son seres únicos e independientes. Con pensamientos distintos, opiniones y hasta gustos diversos.

hermanos

3-.Se aprende a dar amor de manera incondicional

Cuando se tiene un hermano se aprende a entregar amor incondicionalmente, puro, auténtico y genuino. Se ama, valora y respeta

Un amor que trasciende los limites geográficos, un amor que trasciende fronteras. Ese amor que se cultiva día a día y que crece aun más con los años.

4-.A pedir disculpas

Pedir disculpa es una de las virtudes más importantes que se aprende cuando se convive con un hermano. Cuando te disculpas, eres capaz de reconocer tus errores.

Y esto no solo te sirve para aplicarlo con ellos; si no también para reconocer cuando te equivocas con otras personas y tener la valentía de asumirlo.

5-.Se aprende la espontaneidad

Cuando se crece con los hermanos se genera la espontaneidad. La libertad para abrazar, dar un beso, decir te quiero, reír, llorar.

Este vinculo permite que las personas manifiesten su amor y cariño de manera espontanea sin barreras. Al igual que en el caso anterior, estás son habilidades emocionales que te permiten vivir la vida a plenitud y desarrollar tu inteligencia emocional desde que eres niño y a lo largo de toda tu vida.

6-.A compartir

El tener compañía constantemente te hace que compartas muchos momentos de la vida. Es allí en donde compartir se vuelve un hábito.

Con un  hermano; no solo comparten el amor de sus padres, sino que comparten sentimientos, emociones, lugares.

Incluso aprenden a compartir sus cosas más preciadas como lo son sus juguetes. Por ende, esto contribuye a formar su carácter.

7-.La empatía

Porque a través de la sana convivencia, y con La hermandad se dan la oportunidad de situarse en la posición del otro. Entender sus temores, alegrías y sueños.

A medida que comparten, experimentan situaciones agradables y otras no tan agradables; aprenden a situarse en el lugar del otro.

Entender que los demás también sienten y que no somos el centro de atención del mundo.

La empatía es una habilidad muy importante para cualquier ser humano. Por ello es necesario QUE LOS PADRES CONTRIBUYAN con ellos desde que son niños para que la desarrollen y la puedan adquirir como parte de su vida.

8-.Se promueve la sana convivencia

Desde el seno del hogar y del vínculo entre hermanos se estrechan las relaciones sanas. En donde se da inicio hacia una convivencia armoniosa.

Claro está, para que esto se lleve a cabo de manera correcta, es necesario contar con la oportuna intervención y asesoría de los padres y demás familiares.

Todo esto con la intención de que aprendan a llevarse bien, a compartir, amarse, cuidarse y protegerse sobre todas las cosas.

9-.De un hermano se aprende a ser creativo

Con la diaria convivencia, los hermanos comparten más que juguetes. Estos, aprenden a usar la imaginación para idear juegos y para buscar soluciones juntos.

Cuando se pone en práctica la creatividad, se estimula el pensamiento, y se exploran nuevas ideas. Y por tanto, crecemos como seres creativos; habilidad que podemos implementar en nuestro diario vivir ya como adultos.

¿Cómo favorece tener un hermano a nuestro comportamiento?

Tener una niñez junto a un hermano, permite que se desarrollen más rápidamente habilidades en la comunicación, el desarrollo psicomotor, y psicosocial de los individuos.

Esto sucede porque con el compartir,  principalmente los hermanos menores aprenden a través del modelado de conductas y se convierten en modelo a seguir.

Por ello, es común ver que los hijos menores desarrollan más rápido las habilidades comunicacionales y psicomotriz.

Importancia de tener un hermano en el desarrollo socio afectivo

Una de las relaciones más afectivas que se da en el seno de la familia, es aquella que se establece entre los hermanos. Estos proporcionan compañía y mejoran la calidad de comunicación en los niños.

Por ende, se convierten en adultos que saben desenvolverse socialmente, pero también son más capaces de expresar sus sentimientos de manera asertiva.

Reflexión sobre tener un hermano

El mundo esta lleno de vivencias y los niños merecen vivir a plenitud cada día. Cuando se crece con un hermano se genera un abanico de posibilidades para poner en práctica en la vida y ser adultos saludables a nivel emocional.

Por otro lado, también se estimula la confianza, la autonomía y el amor propio. No solo esto un hermano es un  estímulos positivos que te carga de energía y vitalidad.

Categorías: Hijos-Familia

0 comentarios

Deja un comentario