G-PJQB2H3MMD

El mito de las sirenas nos habla de criaturas fascinantes y sobre esto, aparecen varias versiones según las mitologías existentes.

Por eso, hoy te hablaremos sobre las sirenas, las historias que se tejen en base a ellas y su canto que quiebra al voluntad de los hombres.

Origen del Mito Sobre las Sirenas

Como te dije anteriormente, hay varias historias tejidas alrededor de este mito. Una de ella nos habla de que las sirenas eran hijas de Melpoméne conocida por ser la musa del canto y de la música.

Sin embargo, en la mitología griega se señala que un día Aqueloo fue atacado por Hércules y que ellas nacieron de la sangre que salió de su mano al propinarle la herida Aqueloo.

Y por último, el mito más difundido y que suele gustar más nos narra la historia de Forcis. Un Dios marino quién tenía una esposa muy fea y que era considerada un monstruo marino por ello, Forcis decidió tener sus hijas (sirenas) con las musas Terpsícore, Estérope y Melpómene.

¿Cómo Son las Sirenas?

mito de las sirenas

Según el mito, las sirenas fueron evolucionando con el pasar del tiempo hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día.

Se dice que la historia comenzó un día cuando una hermosa mujer fue raptada por Hades quien era el Dios del inframundo.

Cuando sus amigas se enteraron, le pidieron a los dioses que hicieran modificaciones a sus cuerpos para poder buscar a su amiga.

Ellas pidieron cuerpos de pez para poder atravesar el río y alas para salir rápido a buscarla. Por tanto, las sirenas son: la mitad de su cuerpo de mujer y la otra mitad de pez con una larga y hermosa aleta para nadar por el mar.

Además de ello, tienen una hermosa voz con la que cantan y enamoran a todo aquel que las escucha.

El Último Dugón de Japón

El dugón es la última especie de sirenio existente actualmente y es el único representante de su género y mide menos de 3 metros.

el dugon de japon

Por tanto, en Japón los ambientalistas llevan más de 20 años luchando contra quienes quieren establecer una base militar en la zona dónde se ubican los dugones y esto acabaría no solo con ellos sino con los corales.

Importancia a Nivel Cultural del Dugón

Antes de hablar sobre la importancia cultural de estos animales para los Japoneses. Es importante destacar que al día de hoy la población de dugones es bastante baja.

Por otro lado, los dugones son considerados como dioses mensajeros de los dioses del mar y se dice que ellos fueron quienes enseñaron a los humanos a amar. De allí su importancia y preponderancia.

La señora del Mar

La señora del mar es representada como una mujer con cola de pez. En diversas mitologías se le asocia como una mujer malévola y seductora. También sele asociarse con la capacidad de curación y símbolo de fertilidad.

Una de las historias más relevantes narran el día en que una mujer se estaba bañando a orillas de un río cuando de un momento a otro, se acercó a ella un hombre desconocido y le robó toda su ropa.

La doncella al darse cuenta, se metió al mar para cubrirse y alejarse de este hombre. Una vez en el mar encontró una hoja de palma que utilizó para cubrirse y remar para alejarse y fue allí cuando se topó con un manatí y se convirtió en uno de ellos.

Las Sirenas y Odiseo

El mito sobre las sirenas nos narra la historia de Las Sirenas y Odiseo y nos cuenta como las sirenas se ubicaban frente a la isla de Sorrento y cantaban muy hermosas canciones con las cuales embrujaban a los hombres.

De echo, se dice que estos pasaban en los barcos para poder verlas y escucharlas pero que su voz era tan encantadora que ellos se lanzaban al mar para estar con ellas y terminaban ahogados.

Pero, no para todos los hombres la historia resultaba igual. Algunos de ellos no se dejaban seducir ni caían hipnotizados ante ellas y cuando esto sucedía era una de las sirenas la que debía morir.

Y, en el caso de Odiseo este quiso regresar a casa cuando terminó la guerra de Troya. Pero, para ello pidió a los marineros que se taparan los oídos con cera para que no escucharan a las sirenas y no caer bajo el encanto de sus hermosas voces

Además de pedirles que se taparan los oídos; Odiseo también se tapó los oídos y se ató al mástil del barco y le ordenó a sus tripulantes que bajo ningún concepto lo desataran ya que el quería poder controlarse y no rendirse ante las sirenas.

Aunque el le pidió en repetidas oportunidades a su tripulación que lo soltaran ellos no le hicieron caso. Así que, como esto sucedió las sirenas debieron cumplir su promesa y le entregaron la vida de la sirena Parténope.

En honor a esto, se fundó un pueblo llamado Parténope.

Categorías: Mente-Emociones

0 comentarios

Deja un comentario

G-PJQB2H3MMD