La terapia  familiar sistémica, se usa con la finalidad de incorporar técnicas psicoterapeuticas para mejorar los procesos familiares. Todo esto con el propósito de que el individuo lo integre como parte de su sistema y que tanto él como el resto de la familia logre las mejoras que desea.

Este tipo de terapia trabaja con todos los involucrados en la familia con la intención de mejorar factores como por ejemplo violencia entre sus integrantes, desmotivación o cualquier otro conflicto que se presente con frecuencia y que afecte la sana convivencia.

¿Qué es la terapia familiar sistémica?

Desde el enfoque sistemático, el termino familia se da bajo la premisa de toda aquella que genera los vínculos sanguíneos y por interacción. Es decir por consanguinidad y afinidad.

Tomando en cuenta el concepto anterior de familia. La sistémica familiar, es aquella intervención que se da a un individuo o grupos de individuos, pero en el contexto familiar. Considerando la interacción que este tiene con su familia nuclear y extensa.

Por ende, considera las relaciones sociales y familiares para poder comprender la conducta de las personas.

terapia sistemática familiar

¿Cuáles son los objetivos de la terapia familiar sistémica?

La familia es el eje fundamental de la sociedad. Por ello, el enfoque sistémico se plantea como objetivos fundamentales encontrar alternativas viables a los problemas de índole familiar y de esta manera, mejorar la sociedad en la cuál nos encontramos.

En este sentido, los objetivos de la terapia se basan en:

1. Estimular y proporcionar apoyo emocional a los miembros de la familia.

2. Ofrecer estrategias para la participación de la familia.

3. Mejorar el funcionamiento en el núcleo familiar.

4. Generar la comunicación efectiva.

5. Promover el cambio.

6. Determinar los problemas familiares y aportar soluciones.

7. Comprender el funcionamiento familiar.

8. Hacer modificaciones y cambios en la dinámica familiar.

9. Promover la comunicación y el diálogo

10. Resolver conflictos de orden familiar.

11. Proporcionar estrategias para aumentar significativamente la comprensión entre los miembros de la familia.

Cabe señalar, que existen otros objetivos que están intrínsecos dentro de la terapia familiar, como lo son el amor, la solidaridad, el respeto y la valoración de la familia.

También te podría interesar:

terapia sistemática familiar

¿Cómo se aplica la terapia desde el enfoque sistémico?

Esta al igual que cualquier otro tipo de terapia, busca dar soluciones a las diferentes problemáticas que se nos presenten y que por nuestros propios medios no logramos resolver.

Sin embargo, como esta terapia trabaja en forma de sistema o grupo, involucrando a todos sus miembros para poder ofrecer una solución más efectiva y duradera.

De allí la importancia de trabajar en sistemas grupales ya que, se aborda a todos sus miembros y todos se involucran para lograr los cambios deseados.

Todo lo contrario sucede cuando se trabaja a los individuos de manera aislada. Esto se debe a que cada uno trabaja por separado y no hay una integración entre sus miembros.

También, se encarga de detectar cuáles son los puntos débiles a trabajar para poder ir creando fortalezas y generar cambios que los beneficien a todos.

¿Cuándo se debe aplicar este tipo de terapia?

No existe un requisito para acudir a esta terapia. El único requisito es que la familia sienta la necesidad de hacer un cambio y que estén dispuestos a mejorar.

Sin embargo, se suele usar en crisis familiares, conyugales, en problemas conductuales o trastornos en alguno de los miembro de la familia.

También, se usa en tratamientos de adicción y psicoeducación. De igual manera, se suele emplear como parte de entrenamiento para padres.

¿Cuántas sesiones se requieren en la terapia?

En cuanto a la cantidad de sesiones que se deben tomar, es importante señalar que estás van a depender del tipo de situación que presente la familia. De que tan comprometidos se encuentren para el logro de los objetivos y de la constancia.

Como cada familia es diferente y presenta problemáticas diferentes, cada una llevará un proceso totalmente distinto y en periodos de tiempo adecuado a sus necesidades individuales.

Sin embargo, se podía decir que las sesiones podían ir desde unas 8 a 20 o más sesiones. Dependiendo esto como dijimos anteriormente de la problemática y del desempeño, avance y compromiso de los involucrados.

También dependerá de que tan grave, leve o moderado sea dicha situación.

Principios de la terapia sistemática familiar

Esta terapia trabaja con los siguientes principios que buscan abordar al grupo familiar desde la perspectiva familiar psicológica.

  • Principio de totalidad

Se observa a la familia como un todo, porque la interrelación de sus miembros repercuten en el desarrollo de toda la dinámica familiar.

  • La realidad se construye

Cada individuo construye su propia realidad y de allí la importancia que tiene la familia en el desarrollo conductual y social.

De igual manera, cada familia construye la propia realidad en que vive; tomando en cuenta sus experiencias históricas y sus aprendizajes pasados.

  • El lenguaje crea realidad

Una vez determinado el problema, la familia debe reconocer los patrones comunicacionales que generalmente usan y de ser necesarios se debe ajustar o modifican para observar cambios que los favorezcan.

Cuando se hacen ajustes en la forma en la cuál nos comunicamos, esta se hace más afectiva y efectiva. Por tanto, cambian las dinámicas familiares para mejor,

  • El orden nace a partir del caos

La terapia toma este principio, porque a partir de situaciones negativas, se induce a los miembros de la familia a la búsqueda de soluciones pertinentes, concretas y estimulantes para cada miembro familiar.

  • La casualidad es circular

En este sentido, se considera a cada miembro de la familia en la dinámica que se genera. Ya que estos forman parte activa en el bienestar o el problema que se detecte.

Por tanto, se dice que la familia trabaja de forma circular  y no aislada.

sistemica familiar

Todos los factores influyen en el desarrollo de la estructura familiar.

  • El sistema y sus contextos son recíprocos

En cuanto a este principio, vale la pena destacar que al modificar una parte del sistema se modifica el ambiente y por consecuencia el clima familiar.

  • La mente es social

La mente no es solo la encargada de los procesos mentales y del pensamiento; sino que se integra con todo la interacción de la sociedad y la familia.

Como se ha dicho anteriormente y a manera de síntesis, este tipo de terapia, no aísla los elementos ni a los miembros de la familia. Sino que busca comprender la interacción contextual, social e individual para poder crear cambios que los favorezcan a todos.

» Todo ser humano se considera una unidad, un todo en interacción con otras unidades. Sabe que influye sobre la conducta de otros individuos, y que estos influyen sobre la suya»

Salvador Minuchin

 

 

Categorías: Hijos-Familia

0 comentarios

Deja un comentario